Como no tratar a los clientes (juguetería Poly)

Hace unos días fue mi cumpleaños. Uno de mis hijos me regaló un precioso helicóptero de radio control. Estaba yo con mi helicóptero como un niño con zapatos nuevos, vuela para arriba, vuela para abajo… y a los tres días uno de los cinco motores eléctricos que tiene dejó de funcionar, “mecachis, que mala suerte”. Le pido el ticket de compra a mi hijo y me acerco hasta la tienda donde lo compró. Por cierto, voy a poner el nombre de la tienda, porque creo que es un ejemplo de cómo NO se deben hacer las cosas, está en el centro comercial del Alisal de Santander, dentro de las galerías comerciales de Carrefur y la tienda es juguetería Poly

Me atiende un chico joven al que le comento el problema, un motor que no funciona, indicándole que no tengo la caja en la que venía el aparato. Evidentemente no es que tenga roto un ala o un rotor o cualquier otra pieza que por un golpe se rompa, sino que un motor ha fallado.

Lo primero que me suelta el dependiente es: Tendrá usted que volver en el día 12 enero, pensar que estamos a mediados de diciembre, y, continua, en un par de mese se lo repararán.

Claro, mi cara debió de ser todo un poema, ¡tres mese para cambiar una pieza! Me dice que hasta el 12 de enero no hay portes de salida de mercancía. Claro, yo le digo que me lo cambie por otro, a lo que contesta que como no tengo caja, que no puede y que además no tiene otro en la tienda para cambiármelo. Os imagináis que a un niño pequeño, que no es el caso pero ponerle imaginación al asunto, que le acaban de regalar un juguete por su cumjpleaños, se lo quitas y le dices que hasta dentro de tres meses no lo vuelve a ver… Anda que saben vender su negocio… ¿No?

Llegado este punto empezó a pesar que me está tomando el pelo, no me lo cambia porque no tengo caja, no me lo envía a reparar por que su empresa hasta dentro de un mes no tiene portes de envío, no me devuelve el dinero, cuando lo mande a reparar va ha tardar dos meses… En este punto le digo que me quiero comprar una más caro, que no me importa pagar más por llevarme otro mejor, que recoja el mío y  le pago la diferencia… pues no, usted no tiene caja y no se lo puedo coger.

Pues entonces solo me queda el recurso del pataleo, le comento que si esa es la política de su empresa en lo relacionado con las ventas y con los clientes, o no existe la crisis para ellos o les sobra el dinero y los clientes. Que si me dicen de comprar juguetes, recomendaré cualquier tienda menos la suya y además, que me voy a la Asociación de Consumidores porque no creo que esta sea una forma aceptable de tratar al cliente.

Así las cosas y con mucha tensión en el ambiente, me dice que podemos buscar una solución alternativa, que le deje mi teléfono y mi nombre y si llega un helicóptero como el mío me llamará para cambiármelo.

No podía haber empezado por esa solución. No creo que me llame, ni aunque lleguen diez helicópteros nuevos igualitos al mio, pero el día 12 de enero estaré en la tienda y esperaré dos meses a que se dignen a repararlo. Que quede claro que si tengo que comprar un juguete me pasaré por cualquier otro comercio y no por ese.

Así no se hacen clientes, así el comercio no puede funcionar. Si es política de empresa, es una gestión nefasta, si es incompetencia del dependiente, es una muy mala gestión de los recursos humanos de la empresa, porque a los dependientes hay que formarlos.

Total, tengo el aparato en casa, roto, sin poder volar con el y seguramente hasta dentro de tres o cuatro meses no lo vuelva a tener operativo. Es una vergüenza, pero o me compro otro o me aguanto. ¡Maravilla de comercios oiga!

 

Editado 27/12/2011

Me han llamado hoy por teléfono indicándome que ya tienen un helicóptero , después de todo no han tardado tanto. Todo el follón se hubiera evitado empezando por esta solución. Solo un matiz, supongo que otra política de empresa, en lugar de darme directamente el aparato, me han cambiado las palas superiores del nuevo por la del viejo… en fin, por lo menos ya tengo mi juguete.

Sobre jcu

Administrador de los foros en udias.com (comparte y aprende). Programador en lenguajes PHP, MySQL, Velneo y FileMaker. Asesor en implantación y usos de Internet.