Con la Iglesia nos topamos.

iglesia entre rejasEl otro día, por motivos de trabajo, me acerqué a la bonita villa de Santoña, en Cantabria. Me sobraban unos minutos, así que me decidí visitar la Iglesia de Santa María del Puerto, en la que ya había estado en otras ocasiones.

Después de visitar el exterior, las campanas y las esculturas, mi intención era ver la iglesia un par de minutos, no tenía más tiempo. Cual fue mi sorpresa que en la entrada me encontré con una chica, sentada detrás de una mesa, que me pregunta si vengo de visita o a qué. Evidentemente la respuesta fue “de vista”, a lo que de inmediato me pidió un euro para poder acceder dentro de la iglesia.

No hay euro, no hay visita.

Las iglesias, y los monumentos en general, considero que son un bien de todos, que además para su mantenimiento reciben, en algunos casos, jugosas subvenciones. ¿Porqué tengo que pagar para entrar a verlos? no es por el euro, es porque creo que todos tenemos derecho a contemplar esas maravillas que nuestros antepasados nos dejaron y que debemos admirar y proteger.

Me niego a pagar por algo que es de todos y que debe de poder ser admirado por todos.

Sobre jcu

Administrador de los foros en udias.com (comparte y aprende). Programador en lenguajes PHP, MySQL, Velneo y FileMaker. Asesor en implantación y usos de Internet.