Rey octopus

Estaba al borde de la desesperación, aquel hombre, autoproclamado rey, la tenía arrinconada en el mar de las dudas. Hundida y semidesnuda, atrapada por el calamar gigante, casi sin fuerzas, agarrada a su última esperanza… a pesar de todo, recordando todo lo que él la había hecho pasar, sacó fuerzas de flaqueza y soltando un grito aterrador para todo aquel que lo escuchara, lanzó el caldero de los sueños contra el rey octopus. Este no pudo hacer nada, el caldero lo golpeó con tal fuerza en su ego y en su alma, que todos los hechizos que la había lanzado desaparecieron al instante… Por fin todo pasó a otro plano, a otra dimensión y se sintió liberada…

Dibujo: Santi Cobo.

Texto: Juan Carlos Udías

Sobre jcu

Administrador de los foros en udias.com (comparte y aprende). Programador en lenguajes PHP, MySQL, Velneo y FileMaker. Asesor en implantación y usos de Internet.