La clase política

Cuando leo o escucho en los medios de comunicación eso de «la clase política», como decía el otro, «me siento confundido…», ¿Porqué cuando hablamos de Los políticos los metemos en una clase distinta a la de los demás mortales?. Los políticos son ciudadanos teóricamente normales, como usted que lee esto o como yo, que lo escribo. Tenemos los mismos sentimientos, o debiéramos de tenerlos, ante los problemas que nos acechan cada mañana al levantarnos. Tenemos las mismas preocupaciones.

Cualquier ciudadano puede dedicarse a servir al pueblo a través de un cargo público, por lo que no debiéramos de meterlos en saco distinto, ni tacharlos con una marca distinta. Son personas normales, el problema es que dentro de las personas, las hay buenas y las hay malas, y parece que la política hace que las personas se vuelvan malas, egoístas, avariciosas, corruptas… ¿Será el poder lo que las cambia? A lo mejor a los políticos debiéramos de darles menos poder del que les confiere su cargo y, por supuesto, obligarles a que después de cuatro años vuelvan al lugar de donde salieron.

Supongo que, como a todos, el paro, la perdida de vivienda, la salud pública, el bienestar social… les preocupe, y me  gustaría que también les ocupe, en su «servir» diario al pueblo. No pueden olvidar que el pueblo los pone y que a el se deben.

Si realmente son una «clase» o «casta», debiéramos de erradicarlos como tal, porque no es bueno que una «casta» vele por nuestro bienestar.

Sobre jcu

Administrador de los foros en udias.com (comparte y aprende). Programador en lenguajes PHP, MySQL, Velneo y FileMaker. Asesor en implantación y usos de Internet.